Alquiler temporal

Alquiler temporal: una opción rentable y flexible para tu vivienda

En este artículo te voy a contar todo lo que necesitas saber sobre el alquiler temporal, una forma de sacarle partido a tu vivienda sin renunciar a la flexibilidad y la rentabilidad.

 

Alquiler temporal

 

¿Te has planteado alguna vez alquilar tu casa por temporadas?

¿Sabes qué ventajas tiene esta modalidad de alquiler frente al alquiler tradicional?

¿Conoces los riesgos y los gastos que implica?

¿Y cómo afecta la nueva Ley de Vivienda a esta opción?

 

¿Qué es el alquiler temporal?

El alquiler temporal es aquel que se realiza por un periodo de tiempo determinado, inferior al año, y que no tiene como finalidad satisfacer la necesidad permanente de vivienda del inquilino.

Se trata de un tipo de alquiler que se adapta a las necesidades específicas de cada caso, ya sea por motivos laborales, familiares, turísticos, formativos o de cualquier otra índole.

El alquiler temporal se rige por el Código Civil, y no por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que regula el alquiler de larga duración.

Esto significa que las partes tienen más libertad para pactar las condiciones del contrato, como la duración, el precio, la fianza, las garantías, las obligaciones y los derechos de cada uno.

 

Alquiler temporal

 

¿Por qué alquilar por temporadas?

Son algunas las razones que pueden llevarte a alquilar tu casa por temporadas, como por ejemplo:

 

Rentabilizar tu vivienda vacía o secundaria

Si tienes una casa que no usas o que solo usas en determinadas épocas del año, puedes obtener unos ingresos extra alquilándola por temporadas.

De esta forma, podrás sufragar los gastos fijos de una vivienda vacía, como el IBI, la comunidad, el seguro o el mantenimiento, y podrás amortizar tu inversión.

Alquiler temporal

 

Aprovechar la demanda turística o por motivo de trabajo temporal

Si tu casa está situada en una zona con atractivo turístico, puedes beneficiarte de la alta demanda de alojamiento que existe en determinadas épocas del año.

Como son el verano, la Semana Santa, el puente de diciembre o las fiestas locales.

Así, podrás cobrar un precio más alto que el del alquiler tradicional y obtener una mayor rentabilidad.

O bien, dedicarla a un alquiler temporal dirigido a trabajadores temporales de la zona donde esté ubicada tu vivienda.

Alquiler temporal

 

Adaptarte a los cambios de la vida

A veces, la vida nos plantea situaciones que nos obligan a cambiar de residencia por un tiempo, como un traslado laboral, una separación, una reforma, una enfermedad o un viaje.

En estos casos, el alquiler temporal nos permite disponer de una vivienda sin tener que comprometernos a largo plazo ni asumir los costes y las complicaciones de una mudanza definitiva.

Alquiler temporal

 

Disfrutar de la flexibilidad

El alquiler temporal te permite tener el control sobre tu vivienda y decidir cuándo y a quién la alquilas.

Así, podrás elegir el perfil de inquilino que más te convenga, el periodo de tiempo que más te interese y el precio que más te beneficie.

Además, podrás recuperar tu casa cuando quieras, sin tener que esperar a que finalice el contrato o a que el inquilino se marche.

 

Alquiler temporal

 

¿Qué riesgos tiene el alquiler temporal?

El alquiler temporal también tiene sus riesgos, que debes tener en cuenta antes de lanzarte a esta opción.

Ten en cuenta estos:

 

La inestabilidad

Al alquilar por temporadas, no tienes la seguridad de tener un inquilino fijo que te pague una renta mensual durante un periodo largo.

Esto implica que tendrás que buscar nuevos inquilinos cada cierto tiempo, lo que puede suponer un esfuerzo y un gasto extra.

Además, tendrás que afrontar los periodos de vacancia, en los que no tendrás ingresos y tendrás que seguir pagando los gastos de la vivienda.

 

Alquiler temporal

 

La competencia

El alquiler temporal es un mercado muy competitivo, especialmente en las zonas turísticas, donde hay mucha oferta de alojamiento.

Esto significa que tendrás que diferenciarte de la competencia y ofrecer un producto de calidad, que cumpla con las expectativas y las necesidades de los inquilinos.

Para ello, tendrás que invertir en el equipamiento, la decoración, la limpieza y el mantenimiento de tu casa, así como en la promoción y la atención al cliente.

 

Alquiler temporal

 

La fiscalidad

El alquiler temporal tiene una fiscalidad diferente al alquiler tradicional, que puede ser más o menos favorable según el caso.

Por un lado, los ingresos que obtengas por el alquiler temporal tributan como rendimientos de capital inmobiliario, y no como rendimientos de capital mobiliario.

Esto que implica que no podrás aplicar la reducción del 60% que se aplica al alquiler de larga duración.

Por otro lado, podrás deducirte los gastos que hayas tenido para alquilar tu casa, como los de gestión, publicidad, suministros, comunidad, IBI, seguro o amortización.

Estos gastos tienen que estar siempre debidamente justificados y prorrateados según el tiempo que hayas alquilado la vivienda.

 

Alquiler temporal

 

La legalidad

El alquiler temporal está sujeto a una normativa específica, que varía según la comunidad autónoma y el municipio donde se encuentre la vivienda.

Esta normativa puede establecer requisitos, limitaciones y obligaciones para el propietario, como:

 

      • la inscripción en un registro
      • la obtención de una licencia
      • el pago de una tasa
      • el cumplimiento de unas condiciones de habitabilidad y seguridad
      • la comunicación de los datos de los inquilinos a las autoridades
      • la aplicación de la normativa turística

 

Es importante que te informes bien de la normativa que te afecta y que la cumplas escrupulosamente, para evitar sanciones y problemas legales.

 

Alquiler temporal

 

¿Qué gastos influyen en la rentabilidad de un alquiler temporal?

Para saber si el alquiler temporal te conviene o no, debes tener en cuenta los gastos que conlleva.

Estos gastos son los que tienes que pagar por alquilar tu vivienda por temporadas, y que restan beneficio a tus ingresos.

Y son:

Los gastos de gestión

Son los que te cobran por encargarse de todo lo que implica el alquiler temporal:

      • Anunciar tu casa en las mejores plataformas online
      • Seleccionar y tratar con los inquilinos
      • La firma del contrato
      • El cobro de la renta
      • La entrega de las llaves
      • Atender las consultas y resolver los problemas

Estos gastos pueden variar según el medio que uses para alquilar tu casa, ya sea una web, una inmobiliaria o un profesional.

Por lo general, estos gastos suelen ser un porcentaje del precio del alquiler, que puede ir del 10% al 30%.

 

Alquiler temporal

 

Los gastos de mantenimiento

Son los que tienes que asumir por mantener tu vivienda en buen estado y lista para alquilar, como los de limpieza, lavandería, arreglos, sustitución de objetos o cambio de muebles.

Estos gastos dependen del uso y el desgaste que tenga tu casa, así como del nivel de calidad que quieras ofrecer.

Por lo general, estos gastos suelen ser entre el 5% y el 15% del precio del alquiler.

 

Alquiler temporal

 

Los gastos de suministros

Son aquellos que tienes que abonar por el consumo de agua, luz, gas, internet, teléfono o TV de pago de tu vivienda.

Estos gastos dependen del consumo que hagan los inquilinos, así como de las tarifas que tengas contratadas.

Por lo general, estos gastos suelen ser entre el 5% y el 10% del precio del alquiler.

 

Alquiler temporal

 

Los gastos de comunidad

Si tu vivienda está dentro de una urbanización o forma parte de un edificio, estos gastos son los que tienes que aportar por los servicios comunes.

Como el ascensor, el portero, la limpieza, el jardín o la piscina.

Estos gastos dependen de las características y el régimen de la comunidad de propietarios.

Por lo general, estos gastos suelen ser entre el 2% y el 5% del precio del alquiler.

 

Alquiler temporal

 

Los gastos de IBI

Es el impuesto sobre bienes inmuebles, que grava el valor catastral de tu vivienda.

Este impuesto depende del municipio donde se ubique tu vivienda y del tipo de inmueble.

Por lo general, este impuesto suele ser entre el 0,4% y el 1,1% del valor catastral.

 

Alquiler temporal

 

Los gastos del seguro hogar y alarma si la tienes contratada

Este gasto se corresponde al seguro de hogar para cubrir cualquier contingencia: robos, incendio, accidentes, reparaciones, siniestros por daños de agua, electricidad, etc.

También a una seguro de protección de alarma por intrusión o allanamiento.

Este seguro depende de las coberturas que contrates, del valor de tu vivienda y de tus enseres.

Por lo general, este seguro suele ser entre el 0,1% y el 0,5% del valor de la vivienda.

 

Alquiler temporal

 

Los gastos de amortización

Son los que tienes que considerar por el desgaste y la depreciación de tu vivienda, que hacen que pierda valor con el tiempo.

Este gasto depende de la antigüedad, el estado y la ubicación de tu vivienda.

Por lo general, este gasto suele ser entre el 1% y el 3% del valor de la vivienda.

 

Alquiler temporal

 

¿Cómo se calcula la rentabilidad de un alquiler temporal?

La rentabilidad de un alquiler temporal es el porcentaje que indica el beneficio que obtienes por alquilar tu vivienda en relación al valor de la misma.

Para calcularla, debes seguir estos pasos:

 

Calcula los ingresos brutos

Estos son el total de lo que cobras por el alquiler temporal de tu vivienda durante un año.

Para ello, debes multiplicar el precio diario que cobras por el número de días que alquilas la vivienda.

Por ejemplo, si cobras 100 euros por día y alquilas tu casa 120 días al año, tus ingresos brutos serán 12.000 euros.

 

Alquiler temporal

 

Calcula los gastos

Es el total de lo que gastas por el alquiler temporal de tu vivienda durante un año.

Para ello, debes sumar los gastos de gestión, los gastos de mantenimiento, los gastos de suministros, los gastos de comunidad, los gastos de IBI, los gastos de seguro y los gastos de amortización.

Por ejemplo, si tus gastos son 3.000 euros de gestión, 1.800 euros de mantenimiento, 900 euros de suministros, 600 euros de comunidad, 300 euros de IBI, 200 euros de seguro y 2.000 euros de amortización, tus gastos serán 8.800 euros.

 

Alquiler temporal

 

Calcula los ingresos netos

Es la diferencia entre los ingresos brutos y los gastos.

Para ello, debes restar los gastos a los ingresos brutos.

Por ejemplo, si tus ingresos brutos son 12.000 euros y tus gastos suman 8.800 euros, tus ingresos netos serán 3.200 euros.

 

Alquiler temporal

 

Calcula el valor de la vivienda

Es el precio de mercado de tu vivienda, es decir, lo que podrías obtener por venderla.

Para ello, puedes consultar las tasaciones oficiales, los portales inmobiliarios o los informes de valoración.

Por ejemplo, si el valor de tu vivienda es 200.000 euros, ese será el valor que debes usar para el cálculo.

 

Alquiler temporal

 

Calcula la rentabilidad

Es el cociente entre los ingresos netos y el valor de la vivienda, expresado en porcentaje.

Para ello, debes dividir los ingresos netos entre el valor de la vivienda y multiplicar el resultado por 100.

Por ejemplo, si tus ingresos netos son 3.200 euros y el valor de tu vivienda es 200.000 euros, tu rentabilidad será:

 

Alquiler temporal

 

 

¿Cómo afecta la nueva Ley de Vivienda al alquiler temporal?

La nueva Ley de Vivienda, que entró en vigor el 1 de enero de 2024, tiene como objetivo regular el mercado del alquiler y garantizar el derecho a la vivienda.

Esta ley introduce algunos cambios que afectan al alquiler temporal, tanto para los propietarios como para los inquilinos.

Algunos de estos cambios son:

 

Limitación de los precios

La ley establece un sistema de índices de referencia de precios de alquiler, que fija el precio máximo que se puede cobrar por el alquiler de una vivienda en función de su ubicación, características y calidad.

Estos índices se aplican tanto al alquiler de larga duración como al alquiler temporal, con la salvedad de que este último puede tener un recargo de hasta el 20% sobre el precio máximo.

Los propietarios que incumplan esta limitación podrán ser sancionados con multas de hasta 90.000 euros.

 

Alquiler temporal

 

Ampliación de la duración

La ley amplía la duración mínima de los contratos de alquiler de larga duración:

      • de 5 a 7 años si el propietario es una persona física
      • de 7 a 10 años si el propietario es una persona jurídica

Esta medida pretende dar más estabilidad y seguridad a los inquilinos, que podrán permanecer más tiempo en la vivienda sin temor a que el propietario les rescinda el contrato.

Sin embargo, esta medida también puede afectar al alquiler temporal, ya que reduce la disponibilidad de viviendas para alquilar por temporadas.

Esto sugiere que puede incentivar a los propietarios a optar por esta modalidad que les permite recuperar su vivienda antes.

 

Alquiler temporal

 

Facilitación de la cesión

La ley facilita la cesión temporal del uso de la vivienda, que consiste en que el inquilino de un alquiler de larga duración pueda subarrendar su vivienda por un periodo inferior al año.

Y, siempre que cuente con el consentimiento del propietario y no supere el precio del alquiler.

Esta medida pretende favorecer la movilidad y la flexibilidad de los inquilinos, que podrán alquilar su vivienda por temporadas cuando no la necesiten, y obtener unos ingresos extra.

Sin embargo, esta medida también puede afectar al alquiler temporal, ya que aumenta la oferta de viviendas para alquilar por temporadas.

Esto puede generar una competencia desleal con los propietarios que alquilan directamente su vivienda.

 

Alquiler temporal

 

¿Qué es la gentrificación y cómo afecta al alquiler temporal?

La gentrificación es un fenómeno urbano que consiste en la transformación de un barrio degradado o de bajo nivel socioeconómico en uno más moderno y de mayor nivel, debido a la llegada de nuevos habitantes, comercios y servicios.

La gentrificación suele ir acompañada de un aumento del precio de la vivienda, tanto en venta como en alquiler, lo que provoca el desplazamiento de los antiguos residentes, que no pueden afrontar los nuevos costes.

El alquiler temporal está relacionado con la gentrificación, ya que puede ser una de sus causas o una de sus consecuencias.

 

Alquiler temporal

 

Por un lado, el alquiler temporal puede favorecer la gentrificación, al atraer a turistas y visitantes que demandan alojamiento en zonas céntricas y con encanto.

Lo cual, hace que los propietarios prefieran alquilar sus viviendas por temporadas antes que por larga duración, y que suban los precios para aprovechar la alta demanda.

Por otro lado, el alquiler temporal puede ser una opción para los propietarios que se ven afectados por la gentrificación.

Esto les permite obtener unos ingresos extra que les ayuden a pagar los gastos de su vivienda o a mudarse a otra zona más asequible.

 

¿Qué ventajas tiene la gentrificación en el alquiler temporal?

La gentrificación puede tener algunas ventajas para el alquiler temporal, tanto para los propietarios como para los inquilinos.

Y son:

 

Mayor rentabilidad

Al alquilar una vivienda en una zona gentrificada, se puede obtener una mayor rentabilidad, ya que el precio del alquiler suele ser más alto que en otras zonas.

Esto se debe a la mayor demanda y al mayor valor de la vivienda.

Además, se puede aprovechar la estacionalidad turística, que hace que los precios suban aún más en determinadas épocas del año.

 

Alquiler temporal

 

Mayor ocupación

Al alquilar una vivienda en una zona gentrificada, se puede conseguir una mayor ocupación, ya que hay más personas interesadas en alojarse en esa zona.

Esto ocurre tanto por motivos turísticos como por motivos laborales, familiares o formativos.

Además, se puede acceder a un público más diverso y exigente, que busca un alojamiento de calidad, con servicios y comodidades.

 

Alquiler temporal

 

Mayor seguridad

Al alquilar una vivienda en una zona gentrificada, se puede disfrutar de una mayor seguridad.

Ya que, la zona suele estar más vigilada y cuidada, con menos delincuencia y conflictos.

Además, se puede contar con una mayor protección legal, porque la normativa suele ser más estricta y clara.

Ya que, se puede recurrir a organismos y asociaciones que defiendan los derechos e intereses de los propietarios e inquilinos.

 

¿Qué ejemplos de gentrificación hay en los barrios más conocidos?

La gentrificación es un fenómeno que se ha dado en muchas ciudades y barrios de España, con diferentes grados y características.

Te pongo algunos de los ejemplos más conocidos:

 

Gentrificación en Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más gentrificadas de España, especialmente en el distrito de Ciutat Vella.

Aquí se encuentran los barrios más antiguos y emblemáticos de la ciudad, como el Raval, el Gòtic, el Born o la Barceloneta.

Estos barrios han sufrido una gran transformación en los últimos años, debido a la llegada masiva de turistas.

Esto ha provocado el aumento del precio de la vivienda, la proliferación de alojamientos turísticos, la pérdida de identidad y la expulsión de los vecinos tradicionales.

 

Casa de pueblo en alquiler

 

Gentrificación en Madrid

Madrid también ha experimentado un proceso de gentrificación en algunos de sus barrios más céntricos y populares, como Lavapiés, Malasaña, Chueca o La Latina.

Estos barrios han atraído a jóvenes profesionales, artistas, estudiantes y turistas, que han impulsado la renovación urbana, el dinamismo cultural, la diversidad y la convivencia.

Sin embargo, también han sufrido el encarecimiento de la vivienda, la especulación inmobiliaria, la pérdida de comercio local y la expulsión de los vecinos de toda la vida.

 

Casa singular en alquiler

 

Gentrificación en Valencia

Valencia es otra de las ciudades que ha vivido un fenómeno de gentrificación, sobre todo en el barrio del Carmen, situado en el casco histórico de la ciudad.

Este barrio ha pasado de ser un lugar marginal y degradado a ser uno de los más demandados y visitados de la ciudad, gracias a su patrimonio, su ambiente, su oferta cultural y su vida nocturna.

No obstante, también ha padecido las consecuencias negativas de la gentrificación, como el aumento del precio del alquiler, la masificación turística, la contaminación acústica y la desaparición de la identidad barrial.

 

Casa de pueblo en alquiler

 

Gentrificación en Sevilla

Sevilla es otra ciudad que ha experimentado la gentrificación en algunos de sus barrios más emblemáticos, como la Alameda, la Macarena o el Arenal.

Estos barrios han sido objeto de una rehabilitación urbana, que ha mejorado su aspecto, su seguridad y su accesibilidad.

Además, han atraído a nuevos residentes, negocios y visitantes, que han aportado vitalidad, creatividad y diversidad.

Sin embargo, también han tenido que enfrentarse a los problemas derivados de la gentrificación, como el encarecimiento de la vivienda, la sustitución de la población original, la homogeneización cultural y la pérdida de autenticidad.

 

Piso en alquiler

 

Gentrificación en Málaga

Málaga es una ciudad que ha sufrido una fuerte gentrificación en los últimos años, especialmente en el centro histórico, donde se ubican los principales monumentos, museos y atracciones turísticas de la ciudad.

Este centro ha sido objeto de una profunda remodelación, que ha supuesto una mejora de su imagen, su infraestructura y su oferta cultural.

Asimismo, ha atraído a un gran número de turistas, que han generado una gran actividad económica y social.

No obstante, también ha provocado el aumento del precio del alquiler, la saturación de alojamientos turísticos, la degradación del medio ambiente y la expulsión de los vecinos tradicionales.

 

Piso moderno en alquiler

 

Conclusión

El alquiler temporal es una opción rentable y flexible para tu vivienda, que te permite adaptarte a las necesidades y los cambios de la vida, sin renunciar a la flexibilidad y la rentabilidad.

Sin embargo, también tiene sus riesgos, sus gastos y su normativa, que debes conocer y cumplir para evitar problemas y sanciones.

Además, debes tener en cuenta el fenómeno de la gentrificación, que puede afectar a tu zona y a tu alquiler, tanto positiva como negativamente.

Espero que este artículo te haya resultado útil e interesante.

Si tienes alguna duda, sugerencia o comentario, no dudes en contactar conmigo.

 

 

¿Te ha gustado?

Si quieres seguir recibiendo novedades y noticias regístrate pulsando el botón SUSCRIBIR

Por otra parte, si quieres consultarme sobre la disponibilidad de los inmuebles que tengo en venta,

habla conmigo pulsado sobre la foto

Pulsa para contactarme

Si lo prefieres por WhatsApp, pulsa en el icono

Habla conmigo

Estaré encantada de ayudarte a vender tu casa o piso lo antes posible y al mejor precio

Gracias por leer hasta aquí, si te gusta lo que has leído y quieres recibir las nuevas publicaciones en tu email,

suscríbete a mi blog.

Pulsa este botón:

Paloma medina
Paloma Medina

Whatsapp CONTACTA CONMIGO

Estaré encantada de hablar contigo personalmente y estudiar tu caso.
paloma@palomagestion.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Paloma Gestión
Enviar

¡MANTENGÁMONOS EN CONTACTO!

Me encantaría contar contigo

¡No hago spam! Lee la política de privacidad para obtener más información.

¿Nos mantenemos en contacto?

Me gusta conocer gente, contar y que me cuenten experiencias.

Suscríbete a mi blog y no dudes en proponer temas, comentar y participar.